Consejos para un buen reciclado del césped


    Mucha gente cuida su césped como si se tratara de un “cultivo”: lo riegan y lo abonan (en exceso) para que crezca más. Después meten en bolsas la “cosecha” (la hierba cortada) para posteriormente deshacerse de ella. Una práctica adecuada de cara a la siega, al riego y a la fertilización derivará en un crecimiento más moderado y a la vez en un césped sano y verde

     

    El reciclado del césped puede aplicarse a cualquier césped sano en tanto en cuanto se respeten las siguientes pautas para su cuidado:

     
    La siega

    El cortacésped  

    Se debe utilizar un cortacésped con el sistema mulching. Friendly Robotics Robomow® está diseñado específicamente para el mulching, con un plato de mulching y unas cuchillas que permiten levantar la hierba y mantenerla en suspensión de forma que se pueda efectuar el corte repetidas veces (hasta 10 veces) antes de dejarla caer de nuevo al suelo como fertilizante natural. Corta la hierba en briznas (para que la descomposición en el suelo sea más inmediata) y luego la deja caer lo más rápidamente posible.

    La frecuencia de la siega

    “Segar más y cortar menos” es una de las claves principales del reciclado del césped. La mayoría de los jockeys son partidarios de que se siegue una vez a la semana, normalmente los sábados, pero en realidad, en el reciclado del césped, lo importante es segar únicamente cuando sea necesario cortar el césped en lugar de seguir un programa impuesto de forma artificial. Friendly Robotics Robomow® te lo pone fácil, pues Robomow® hará todo el trabajo por ti, estando programado para abandonar automáticamente la Estación de Carga cuando uno lo desee y tantas veces como se quiera.

    En la temporada de crecimiento activo, la frecuencia de la siega deberá aumentarse a una vez cada cinco días para no dejar que la hierba crezca mucho.

    Cuando la hierba esté larga, será preferible segar poco a poco y en distintas veces en lugar de hacerlo de una sola pasada. Al cortarse el césped más a menudo y de forma adecuada las briznas de hierba serán más pequeñas, lo que facilita su filtro en el suelo y su descomposición en unos días.

    Altura de corte

    Se debe seguir la “regla de 1/3", es decir, cortar el césped tan a menudo como para que no se extraiga más de 1/3 de la longitud de la hierba en cada pasada. Con una siega adecuada se obtendrá hierba cortada en pequeños trozos que no dará para cubrir la superficie total del césped. En las temporadas en las que el césped crece más rápido, como es en la primavera, quizás sea necesario cortarlo más a menudo o pasar el cortacésped dos veces.

     

     

     
    No se debe cortar más de un tercio de la altura de la hierba en cada pasada.

    Cada vez que se corta el césped disminuye la capacidad de la planta para realizar la fotosíntesis y para producir los hidratos de carbono necesarios para el crecimiento de las raíces. Para maximizar la fotosíntesis y reducir la tensión del césped, no se debe cortar más de un tercio de la hoja en cada pasada. Si se corta más de un tercio, se va a ralentizar temporalmente el crecimiento de la raíz al no poder producir la planta los hidratos de carbono necesarios. Cuando se corta el césped excesivamente, la planta recurrirá a los hidratos de carbono almacenados para que crezcan nuevas hojas. Si se corta demasiado el césped repetidas veces, disminuirán las reservas de hidratos de carbono, con el consiguiente debilitamiento de las raíces y la exposición a las malas hierbas, enfermedades, insectos y sequía.

    Dos errores comunes de la siega:

    1.   Mucha gente deja el césped demasiado corto al segarlo. Se trata de un mal hábito que acarrea toda clase de problemas, desde un crecimiento excesivo de las malas hierbas hasta problemas de plagas y enfermedades, además de un ennegrecimiento rápido en épocas de sequía. Cuando la hierba es más larga, las raíces están más sanas y requieren menos agua, pues las hojas más largas hacen de sombra frente al sol. Las raíces de la hierba suelen ser tan profundas como su hoja de alta.

    2.      Dejar el césped demasiado largo antes de cortarlo. No hay que esperar a que el césped esté desasido largo para cortarlo, pues el simple hecho de cortarlo ya le genera una importante tensión, por lo que necesitaría varios días para recuperarse de este shock. Si la hierba está demasiado alta, habrá que aumentar la altura de corte, cortarla y después ir reduciendo esta altura en las siguientes pasadas. Esto también ayudará a reducir la tensión de la planta cuando se corta mucho de una vez. Si se corta más de un tercio de la altura de la hierba, se deberá pasar el Robomow® durante más tiempo de lo que normalmente se utiliza para recortar varias veces los trozos de hierba, lo que hará que quede prácticamente triturada.

     

    ¿Cuándo segar?

    El césped hay que cortarlo cuando esté seco. Seguramente se habrá observado que cuando la hierba está mojada se corta muy mal. Los trozos de hierba mojada se quedarán adheridos a la hoja, el corte quedará irregular y se atascará el plato de corte (donde se sitúa la cuchilla), interfiriendo en todo el proceso de siega. Además, los recortes de hierba se agruparán en montones antiestéticos que impedirán su filtro en el suelo.

    Es mejor cortar el césped a última hora del día que en las horas de más calor. De esta forma la hierba sufrirá menos. Por un lado, se evitará que la hierba recién cortada se queme y, por otro, los recortes podrán asentarse a lo largo de la noche.

    Dirección de la siega

    Hay que variar la dirección de la siega. La hierba tiende a crecer en la misma dirección en la que se corta. Con el fin de evitar que la hierba se incline hacia un lado o hacia otro, se debe variar cada vez la dirección de la siega. De esta forma nuestro césped se mantendrá más recto. Friendly Robotics Robomow® actúa siguiendo la forma de diferentes triángulos desde distintas direcciones, de manera que todo el área de nuestro césped se siega varias veces desde distintas direcciones.

    Cuchillas

    Las cuchillas de nuestro cortacésped deben estar afiladas. Las cuchillas afiladas ofrecen un corte limpio, seguro y eficiente. Si las hojas de las cuchillas están desgastadas, romperán y triturarán la hierba, lo que puede actuar como un punto de entrada para organismos con enfermedades y debilitarla. Si el aspecto del césped es apagado después de haberlo cortado, o se pone pajizo o negruzco al día siguiente o dos días después, puede ser que nuestras cuchillas estén picadas, produciendo ese daño en la hierba.